Consejos para contratar a un animador infantil para una fiesta de cumpleaños

Contratar a un animador infantil es una excelente manera de asegurarte de que los niños disfruten de su fiesta de cumpleaños con calidad. Aquí hay algunas claves importantes para considerar al seleccionar a una empresa de confianza.

Al tomar en cuenta estas claves, estarás en camino de seleccionar un animador infantil que brinde una experiencia divertida, segura y memorable para todos los niños y niñas en vuestra celebración de la fiesta de cumpleaños.

¿Qué debes comprobar antes de contratar a un animador infantil?

Aunque te llamen mucho la atención, no son ni los disfraces ni el maquillaje ni nada parecido, sino el trabajo previo de cada animador. Piensa que la fiesta de cumpleaños de tu hijo/a o su Primera Comunión son días muy especiales y que quien vaya a animarlos debe estar a la altura. Solicita algún vídeo e imágenes para conocer al animador y qué tipo de espectáculo se va a representar.

Otro aspecto importante es buscar en Google y en otros foros de opinión qué opinan los clientes anteriores del servicio recibido. Completa la información con lo escrito en las redes sociales. Seguro que te haces una idea más aproximada de la calidad del servicio final.

Tras estos dos pasos, entramos en materia. Tienes derecho a exigir que quien vaya a tu fiesta no sea un animador de tiempo libre disfrazado de mago o de payaso, solicita su nombre y formación. No basta con hacer figuras con globos o con aprender tres o cuatro trucos. Aquí está la clave del éxito.

Si te ofrecen un servicio de mago, pide referencias y varios vídeos. Y de los magos a las grandes estrellas de las fiestas infantiles: los payasos. ¿Es suficiente con pintarse la cara y ponerse una ropa estrafalaria para ser un payaso? No.

De hecho, en cualquier escuela de teatro se ofrecen clases de clown y se considera una disciplina aparte que conlleva un dominio escénico y una preparación concreta. Los juegos y las canciones de siempre no son suficientes. Hay que aportar algo más que implique a los niños en la representación y que los convierta en una parte activa de la fiesta.

¿Cómo identificar a una empresa fiable?

Hay algunas recomendaciones esenciales que te ayudan a identificarla. Recuerda que las empresas más aconsejables son las que te ofrecen una atención y asesoramiento personalizado. Tienes el derecho a conocer quién es el responsable de la empresa y por quien está formado el equipo de trabajo.

Además, lo barato sale caro y no evita que los niños terminen por aburrirse o, lo que es peor, por acaparar el protagonismo de la fiesta de cumpleaños al no ser capaces los animadores contratados de controlarlos o de mantener su interés.

En nuestro caso, tenemos muy claro que nuestro público se merece un respeto y ha de ver algo digno, ensayado, trabajado y totalmente distinto a lo que se suele ofrecer en el sector. La última decisión es tuya, pero si quieres que la fiesta infantil que organices sea inolvidable, apuesta por la experiencia.

No olvides que un animador puede ser actor, mago, payaso y todo aquello que le permite su formación previa. Todo sea por contentar a los más pequeños y por ser espectador/a de un trabajo que te sorprenderá desde el primer momento.

Contacta con nosotros ahora y haz que los más pequeños disfruten de una fiesta de cumpleaños inolvidable.

Si lo prefieres te llamamos

Acepto el aviso legal.